Acerca de

Me llamo Andrea, Andrea Cros, y aunque creé esta “miniempresa” en 2015, mi afición por las bodas y los eventos se remonta aún más atrás. Ya en el instituto, aprovechaba mis visitas a Madrid, para hacer acopio de revistas nupciales que en El Bierzo no conseguía encontrar. Luego llegaron los blogs, las redes sociales, el sector nupcial en este país floreció, y mis ganas de entrar en él, también.

Después, en 2016, (como una ola) el lettering llegó a mi vida, y lo que al principio era una afición, con el tiempo llegó a ocupar un lugar tan importante, que decidí que era el momento de ampliar horizontes, y dedicarme también a ello.

Una vez una amiga me presentó a su prima, y ésta dijo: “Aaah, sí, ¡tú eres la que hace cosas bonitas!”. Creo que no podría tener mejor definición.

Si algo tengo claro después de este tiempo, es que, si te quieres dedicar a esto, tienes que sentir auténtica pasión por tu trabajo, ya que es tan bonito, como exigente, y tienes entre tus manos nada más y nada menos, que los sueños de las personas.